Mostrando entradas con la etiqueta educacion en el siglo XXI. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta educacion en el siglo XXI. Mostrar todas las entradas

08 octubre, 2013

Universidades de piedra con campus en la nube

Ayer, en el blog denominado Traspasando la línea del periódico EL PAIS online publiqué una entrada titulada "Universidades de piedra con campus en la nube" que escribí por encargo del coordinador de dicho blog, Albert Sangrá, donde critico que las universidades tradicionales, a pesar de los importantes avances que han realizado con relación a la incorporación de las TIC en la enseñanza, todavía siguen manteniendo un modelo organizativo del tiempo y del espacio docente rígido y similar al existente en el siglo pasado.

Reproduzco, a continuación, dicho texto tal como fue publicado.

Las universidades, al igual que las catedrales, tienen su origen a finales de la Edad Media y ambas instituciones siempre tuvieron querencia por los grandes edificios de piedra. Estas edificaciones siempre eran monumentales y grandiosas como si quisieran transmitirnos que el saber que había en ellos fuera estable, sólido y  eterno.
La sociedad del presente es cambiante, fluida y líquida -por utilizar la conocida metáfora deZ. Bauman- y las universidades en su afán por adaptarse a las nuevas exigencias de la sociedad digital, han realizado un notorio esfuerzo de integración de las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) en su funcionamiento y organización. Actualmente cualquier universidad posee, además de sus edificios de piedra y cemento, de un portal o sitio web en Internet donde se puede realizar la matrícula electrónica, la consulta de calificaciones y expediente académico de los estudiantes, el acceso a sus fondos bibliográficos o la cumplimentación de los trámites administrativos sin necesidad de acudir a las oficinas físicas de la universidad. Es decir, la universidad también es visible y está presente en la nube o ciberespacio.
Estas universidades (llamadas presenciales porque la impartición de la docencia requiere el encuentro físico o presencial en un aula entre el profesor y sus alumnos) también disponen de lo que se conoce como “campus virtual” donde las actividades de enseñanza y aprendizaje de cualquier asignatura de una titulación pueden desarrollarse de forma online. El último informe de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas,UNIVERSITIC, nos señala que casi el 90% de profesores y estudiantes ya utilizan estos campus virtuales. Pero, a pesar de estos enormes avances realizados en los últimos diez años en España, muchos de los mismos podemos caracterizarlos como meramente epidérmicos o formales.
Curiosamente se ha incrementado el tiempo en que los estudiantes deben estar dentro de los espacios físicos de su universidad. Los nuevos grados y ECTS obligan a tener que realizar numerosas y diversificadas actividades docentes (exposiciones magistrales, seminarios, tutorías, demostraciones, prácticas,…) bajo un estricto horario donde deben impartirse presencialmente estas enseñanzas. Si se analiza el horario académico se podrá comprobar que un estudiante tiene que estar diariamente cinco o seis horas en un aula o espacio físico del edificio universitario y si no está, le ponen falta.
Hay universidades donde incluso la docencia virtual está reglamentada para que sea “impartida” siguiendo el modelo de horario tradicional. Es decir, el profesorado –si dispone de un espacio virtual para su docencia- tiene que señalar en la guía docente de su asignatura el día y hora en que la misma se cursa de forma virtual. E incluso las horas concretas semanales en el que dicho profesor desarrolla tutoría online. ¿Cómo es posible querer establecer un horario rígido y acotado de la actividad docente y aprendizaje en espacios virtuales si precisamente el potencial de las TIC es ofrecer autonomía y comunicación a los estudiantes 24h/7d? Intuyo que en los responsables y gestores de muchas universidades de nuestro país sigue perviviendo una cierta obsesión por el control del tiempo y el espacio docente. Dicho de otro modo, siguen manteniendo en sus creencias un modelo de organización de la enseñanza propio de la universidad de piedra poco acorde con esta época digital.
El concepto de “horario”, es decir, de la asignación de segmentos de tiempo predefinidos para la oferta de servicios ubicados en lugares o espacios físicos está vinculado con un modelo de sociedad atada al territorio y organizada industrialmente. La aplicación del concepto de “horario” (según la RAE, “Cuadro indicador de las horas en que deben ejecutarse determinadas actividades”) al ciberespacio carece totalmente de utilidad y significado. Precisamente, la deslocalización y la atemporalidad son los rasgos que mejor definen al ecosistema digital y sería ridículo intentar organizar los servicios web con un horario cerrado. ¿Se imaginan que hubiera portales web, blogs, redes sociales o cualquier otro servicio de Internet que solo funcionaran o estuvieran disponibles en determinadas horas o momentos de una jornada? Además ¿en función de que uso horario del planeta?
Las universidades llamadas presenciales, a pesar de disponer y apoyar sus enseñanzas a través de campus virtuales, siguen configurando la organización de la docencia tal como se hacía hace cien años atrás: es decir, asignando determinados espacios físicos o aulas para ser ocupados por un profesor y grupo de estudiantes en días y horas concretas e inamovibles durante las semanas que dura la docencia. La novedad es que, hoy en día, además cuentan con un aula virtual a modo de apéndice o complemento.
Desde mi punto de vista el reto para las universidades presenciales debiera ser flexibilizar y reinventar nuevos modelos de organización espacio-temporal de la docencia. Sugiero que, en vez de existir un único horario oficial donde todas las asignaturas tengan la misma estructura organizativa de tiempo y espacio en función del tamaño de sus créditos, puedan coexistir variabilidad de tiempos y lugares en función de las necesidades de aprendizaje y del  planteamiento o proyecto pedagógico de cada materia. Lo que propongo tiene que ver con nuevos modelos educativos que adoptan nombres como aprendizaje entremezclado(blended learning), enseñanza al revés (flip teaching), aprendizaje ubicuo (ubiquitous learning) o aprendizaje sin fisuras (seamless learning), entre otros. Evidentemente esto implica desafiar, cuestionar y transformar el actual modelo de organización académica de las titulaciones de educación superior en las universidades de enseñanza presencial. El reto es reinventar la docencia universitaria. Para lograrlo, entre otras medidas, es necesario cambiar urgentemente el pensamiento de muchos docentes y gobernantes universitarios que parece que habitan en los tiempos de los edificios medievales de piedra más que en los territorios líquidos del ciberespacio.

13 enero, 2013

La formación virtual o eLearning: Potencialidades, limitaciones y tendencias



Desde la revista CRÍTICA me pidieron un pequeño artículo que sintetizara las ideas más destacables del elearning, formación o aprendizaje virtual. El artículo era para un número monográfico, que acaba de ser publicado en formato papel, titulado Hacia dónde va la educación hoy” donde también escriben relevantes expertos pedagógicos como M.A. Escotet, F. Imbernon, A. Bolivar, J. Murillo y otros. Reproduzco, a continuación, mi aportación en este número:

Hace ya más de una década que se acuñó el concepto de elearning, docencia virtual, aprendizaje online y otros similares para referirse a los procesos formativos apoyados total o parcialmente a través de las TIC en general, y particularmente, mediante entornos online. Desde entonces hasta el presente este formato de docencia y aprendizaje ha dejado de ser un fenómeno minoritario para convertirse en una modalidad de oferta educativa generalizada en muchas instituciones formativas. En las universidades, en la formación ocupacional y profesional, en los centros de educación secundaria, en la educación de adultos, o en experiencias de educación no formal y continua ya es habitual que existan cursos, programas o actividades de formación desarrolladas mediante campus, aulas o entornos virtuales.
Podemos afirmar que actualmente la educación o formación online, en línea o virtual es una realidad en expansión y es previsible que la misma se consolide y generalice con mayor fuerza en los próximos años.

¿A qué se debe la expansión creciente del elearning o formación virtual?

Las respuestas hemos de encontrarlas en un cruce de distintos factores. En primer lugar por la propia evolución y generalización de las TIC en todos los sectores y ámbitos de nuestra sociedad. La tecnología digital tanto con relación a las telecomuncaciones (ADSL, Wifi, 3G, 4G) como a los dispositivos y aparatos (ordenadores personales, tabletas, teléfonos móviles inteligentes, videoconsolas, etc.) no sólo han mejorado sus prestaciones, sino que se han convertido en herramientas cotidianas y habituales de gran parte de la población, sobre todo juvenil. Las TIC, en estos últimos años, han dejado de ser complejas y de difícil acceso para convertirse en objetos fáciles de usar, de coste asequible y en herramientas para la comunicación constante.
En segundo lugar, las instituciones educativas han tomado conciencia de que no pueden dar la espalda a la realidad tecnológica y por ello han empezado a desarrollar políticas destinas a crear las condiciones para que las TIC estén presentes en las actividades formativas. A modo de ejemplo podemos citar la políticas desarrolladas por las propias universidades que estimuladas desde la CRUE (Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas) han facilitado que los campus virtuales sean una realidad palpable en casi todas universidades de nuestro país.
En tercer lugar, los sistemas e instituciones educativas han descubierto una serie de ventajas en la docencia virtual o elearning como son:
-          el incremento o amplificación de los potenciales usuarios/estudiantes de dichas instituciones ya que la enseñanza online permite que la oferta llegue a poblaciones que por motivos de lejanía o de incompatibilidad de horario no pueden acudir a clases presenciales
-          la reducción de los costes económicos y de recursos humanos que implica la oferta de educación online frente a la denominada presencial
-          la posibilidad de “empaquetar” los materiales de un curso formativo y, en consecuencia, poder reciclarlos, reutilizarlos o compartirlos con otras instituciones.

Las características de la educación y aprendizaje online

La educación y el aprendizaje virtual presentan una serie de rasgos o características que lo diferencian de las denominadas modalidades de enseñanza-aprendizaje presenciales como son las siguientes:

a)      Rompen las barreras o límites del tiempo y el espacio de forma que tanto los estudiantes y docentes pueden comunicarse e interactuar más allá de los espacios tradicionales de clase tradicional.
b)      Favorecen la autonomía de cada sujeto en el desarrollo de experiencias de autoaprendizaje a través de la red, y en la autogestión o autoregulación de su tiempo y esfuerzo en la cumplimentación de tareas o actividades propuestas en los entornos formativos.
c)  Mezclan y diluyen la tradicional separación entre la educación formal y la informal ya que la navegación web, la participación en redes sociales, o la búsqueda de información en Internet son experiencias que aunque sean propiciadas a través de cursos formales favorecen también el aprendizaje informal.
d)   Permiten desarrollar procesos de aprendizaje grupal basado en la conectividad e intercambio de información entre las personas participantes en una misma red o comunidad virtual.
e)  El acceso a la información es fácil, permanente y sin grandes costes tanto de tiempo como económicos. El ciberespacio, en este sentido, se convierte como una biblioteca gigantesca para poder aprender.
f)    La comunicación y la representación de la información se expresa a través de múltiples formas y lenguajes tales como los textos, los audivisuales, los sonidos, los gráficos y esquemas, etc.
g)      La información está interconectada de forma hipertextual facilitando los saltos o navegación de unos textos u objetos digitales a otros de forma que el alumno construye su propia secuencia de acceso a la información.

Limitaciones o debilidades de las prácticas de docencia virtual

Otro aspecto a señalar con relación al elearning o aprendizaje virtual es que a pesar de sus rasgos innovadores, en la práctica desarrollada en estos últimos años se han manifestado algunos inconvenientes, limitaciones o debilidades de la misma. Entre éstos se ha señalado lo siguiente:
-          En numerosas ocasiones las llamadas aulas virtuales o cursos de formación online reproducen o imitan la enseñanza tradicional. Es decir, muchas veces las aulas virtuales se convierten en un almacén o espacio de presentación de documentos de lectura, de visualización de presentaciones multimedia o videos, sin que existan actividades o tareas de aprendizaje para ser desarrolladas por el alumnado. Esta práctica del eLearning reproduce la metodología de enseñanza por exposición de la información, y el aprendizaje consiste en recepción del mismo sea leyendo textos o viendo presentaciones y/o videos.
-          En otras ocasiones, las aulas virtuales carecen de suficientes y abundantes procesos comunicativos entre el alumnado, y entre éste y el docente. Me refiero a que el espacio virtual se configura como una actividad de aprendizaje individual, solitaria y sin la necesaria interacción comunicativa entre el estudiantes con sus compañeros y con el profesor. En esas aulas o espacios formativos apenas hay participación social bien en los foros habilitados para esta finalidad, o bien no se han creado o habilitado los recursos de interacción comunicativa (chats, mensajería electrónica, videoconferencias, …).
-          Una tercera limitación se refiere a prácticas docentes en entonos virtuales caracterizados por no desarrollar adecuadamente las nuevas tareas o funciones que implica ser un e-profesor. En estos espacios virtuales sus funciones no pueden ser meramente la exposición o transmisión de información –mediante textos, presentaciones o videos-, sino principalmente la de planificador u orquestador de situaciones o tareas activas de aprendizaje, de supervisor, tutorizador y evaluador en el proceso de cumplimentación de las mismas y de comunicador permanente con sus estudiantes.

Las últimas tendencias en elearning

El elearning, como hemos señalado, tiene ya más de una década de funcionamiento, y su futuro es altamente prometedor. El aula virtual o espacio formativo online cerrado y formal desarrollado bajo una plataforma de teleformación o LMS (Learning Management System) como es el caso de Moodle, empieza a ser superada y las últimas tendencia intentan ir más allá utilizando todas las posibilidades que ofrecen las TIC (redes sociales, web 2.0, apps educativas, tablets, smartphones …). Entre estas nuevas tendencias o desarrollos del aprendizaje virtual podemos citar los siguientes:

1-      El concepto de PLE (Personal Learning Enviroment) o entorno personal de aprendizaje. Este término se refiere a que el estudiante, bien en solitario bien en colaboración con otros, vayan construyendo de forma procesual y continuada sus propios espacios digitales donde integren aquellos recursos, portales, sitiosweb, herramientas, apss, o redes que utilizan habitualmente para aprender, comunicarse o desarrollar alguna actividad formativa tanto formal como informal. Este concepto, aún difuso, pero altamente potente, está vinculado con el de e-portafolio (portafolio electrónico) que vendría a ser una especie de recopilación o repositorio de las producciones digitales del propio sujeto como pueden ser sus presentaciones multimedia, sus ensayos, sus videos, sus mapas conceptuales, etc. acompañadas de autoreflexiones sobre el proceso de creación de las mismas y de logro de objetivos/competencias de aprendizaje.
2-      El concepto de blearning o enseñanza mixta. El blearning (blended learning), también denominada enseñanza semipresencial se refiere a combinar y entremezclar situaciones de docencia y aprendizaje desarrolladas tanto en los espacios presenciales de aula, como a través de los recursos virtuales. Recientemente, se está acuñado el término de “flipped classroom” para referirse a que dicha combinación debiera provocar un “dar la vuelta” a la clase tradicional. Es decir, si el tiempo académico en la clase presencial se ha dedicado a la transmisión de información, mediante la clase magistral, y en el hogar los estudiantes tenían que cumplimentar tareas, en una clase al revés o volteada, significa que esta transmisión de los contenidos informativos se realicen empleando las TIC (grabaciones de conferencias en video, lectura de textos, visualización de infografías, presentaciones, mapas o murales digitales), de forma que el estudiante pueda acceder a la información en el hogar cuando lo desee, dedicando el tiempo académico de la clase presencial a actividades o tareas (como debates, exposiones de trabajos de los estudiantes, trabajo grupal, seminarios, …).
3-      Los MOOCs (Massive Open Online Courses). Los cursos online masivos de acceso libre es una tendencia que está desarrollándose desde las universidades que se caracteriza porque la institución ofrece a través de Internet de forma libre y gratuita pequeños cursos sobre contenidos o temáticas específicas elaborados por sus docentes e investigadores. Están abiertos a que en los mismos se puedan inscribir cientos o miles de alumnos distribuidos a lo largo del planeta de modo que puedan acceder a los materiales que están en los mismos. Este tipo de cursos MOOC no tienen tutoría o interacción comunicativa. Asimismo no suelen tener acreditación a menos que se pague la matrícula correspondiente. Los cursos MOOCs son una forma de transferencia y difusión del conocimiento generado por una universidad al gran público, y por ello, la credibilidad o reputación de la institución que los avala.
4-      Movil Learning. Este concepto de “aprendizaje móvil” hace referencia al aprendizaje a través de dispositivos móviles inalámbricos (como son los smartphones, los netbooks o las tablets) de forma que cualquier persona conectada a la red puede estar aprendiendo 24 horas  al día/7días a la semana desde cualquier lugar o espacio geográfico. El aprendizaje móvil significa la superación plena de las barreras temporales y espaciales por que podemos decir que es más una forma de aprender que una metodología de enseñanza. El hecho de estar conectado permanentemente a la red implica la interacción constante con otros humanos mediante redes sociales y el acceso continuado a cualquier fuente o recurso de información. El mlearning es aprendizaje informal que surge de forma espontánea en función de las experiencias virtuales del sujeto. Actualmente el mlearning sería sinónimo de aprendizaje ubicuo, expandido o invisible.

Concluyendo
En pocas palabras pudiéramos concluir que el elearning es un fenómeno educativo que crece paralelo e íntimamente enraizado con el propio desarrollo de la sociedad del conocimiento. Es una tendencia creciente cuantitativamente a la vez que representa un salto cualitativo de nuestras formas de enseñar y aprender. Estos cambios educativos pivotan o giran en torno a cuatro ejes o principios básicos:
-          la autonomía y protagonismo del estudiantes sobre su proceso formativo 
-          el aprendizaje experiencial empleando los recursos y herramientas digitales 
-          la comunicación e interacción social en los entornos virtuales 
-          la combinación de la educación formal y del aprendizaje informal


El elearning no es simplemente añadir las TIC a los procesos de enseñanza tradicionales. Es un cambio educativo mucho más profundo ya que supone reinventar los fenómenos y procesos educativos convirtiéndolos en una nueva forma de acceder a la formación basada en un mayor protagonismo del sujeto que aprende (personalización), en que éste tiene que cumplimentar tareas o acciones de búsqueda, análisis y elaboración de información y no sea un mero receptor de la misma (aprendizaje experiencial), en donde se produce gran riqueza comunicativa y de interacción entre los estudiantes (comunicación social), y donde el aprendizaje incidental o informal se entremezcla, y a veces se confunde, con los procesos formativos formalizados.


17 junio, 2012

La escuela del siglo XXI: Entrevista en EDUCACIÓN 3.0

El pasado número de la revista EDUCACIÓN 3.0 correspondiente a primavera 2012, nº 6, publicó una entrevista que me hicieron donde opino y valoro sobre diversos temas y cuestiones relacionadas con los cambios educativos y los retos escolares antes las nuevas tecnologías digitales.

De mis palabras entresacaron el siguiente titular:
"La escuela del siglo XXI debe ofrecer una educación líquida".

 Y la resumieron de la siguiente forma
 Para Area, cuatro son los pilares
de la escuela del siglo XXI:
un cambio en el curriculum
escolar para que tenga un
enfoque interdisciplinar; una
redefinición de la enseñanza y
el aprendizaje cuyo centro sea
el alumno; una organización del
tiempo y espacio en el que se
mezclen experiencias formales
y no formales; y, finalmente,
debe replantearse su situación
en relación con la sociedad.

La entrevista es larga (son 4 páginas) y hago repaso a mi experiencia de escribir en este blog, a los cambios que debe afrontar la escuela del siglo XXI, al avance del elearning y las TIC en la educación de nuestro país, de la Escuela 2.0, y de la coexistencia entre el papel y las pantallas.

 Si lo deseas puedes

13 junio, 2011

Congreso Educación Mediática y Competencia Digital, Segovia, octubre 2011



Dentro de pocos meses se celebrará el I Congreso Internacional de Educación Mediática y Competencia Digital que tendrá lugar en Segovia (España) los días 13,14 y 15 de octubre de este año. El congreso surge como una necesidad sentida por un relevante colectivo de expertos y profesionales relacionados con el campo de la tecnología, los medios y la educación que trabajan, desde hace años, en torno a una serie de conceptos y temáticas denominadas como: Educación audiovisual, alfabetización digital, educomunicación, educación para los medios, alfabetización informacional, educación mediática, educación multimedia, alfabetización informática, competencia digital, educación en materia de comunicación, alfabetización mediática, comunicación educativa, nuevas alfabetizaciones y multialfabetizaciones, tecnología educativa y otros términos similares.

Pretende ser un congreso muy abierto a la participación, de debate e intercambio de reflexiones y experiencias, y que busque puntos de encuentro o consenso académico en torno a las nuevas alfabetizaciones ante la cultura mediática y digital. Los ejes temáticos del Congreso son

1.- La educación mediática y la competencia digital. Marco teórico y legislación educativa
2.- Experiencias y acciones concretas relacionadas con la educación mediática en el ámbito de la educación formal
3.- Experiencias y acciones relacionadas con la educación mediática fuera del ámbito escolar
4.- Educación mediática, competencia digital e investigación educomunicativa

Lógicamente existe la posibilidad de presentar contribuciones en forma de comunicaciones pudiéndose enviar propuestas hasta el 30 de junio. Más información sobre las comunicaciones.

El congreso adoptará dos modalidades: una presencial en Segovia en octubre (ver programa) y otra virtual que desa se desarrollará en dos fases: una primera del 15 de Julio al 25 de Septiembre periodo en el que todas las comunicaciones, presentaciones y documentos audiovisuales estarán disponibles en el espacio virtual del Congreso y una segunda fase del Congreso Virtual que se desarrollará del 26 de Septiembre al 8 de Octubre y tendrá un caracter más participativo y de debate. Ver más información de la modalidad virtual.

En definitiva, este congreso promete y pretende ser un evento o acontecimiento académico relevante que congregue a numerosos expertos y docentes de una parte y otra del Atlántico para contrastar puntos de vista, teorizaciones y experiencias prácticas sobre qué significa en esta segunda década del siglo XXI alfabetizar o formar a la ciudadanía ante los nuevos retos de la sociedad digital. Desde este blog, recomiendo encarecidamente estar atentos y participar en el mismo ya que sus debates, aportaciones y conclusiones serán un referente para muchos de los que nos dedicamos, tanto desde el ámbito de la comunicación como de la educación, a esta temática.

El congreso tiene en estos momentos distintos recursos en Interenet que proporcionan información actualizada sobre el mismo.

Hay un breve video promocional del Congreso en el que participan algunos de sus promotores

16 marzo, 2011

eLearning o la urgencia de cambiar la organización del tiempo docente en las universidades

El elearning ya es una realidad en la gran mayoría de las universidades españolas y latinoamericanas. Muchas universidades han creado campus virtuales y las autoridades académicas estimulan  su utilización en la docencia mediante la convocatoria de proyectos de innovación educativa, celebración de congresos, jornadas y seminarios, reconociendo en las evaluaciones docentes méritos vinculados con el elearning, ofreciendo cursos de formación, etc. Pero desde mi punto de vista, todavía estamos muy lejos de que el elearning, y sus implicaciones pedagógicas, realmente transforme el modelo educativo de nuestras universidades. ¿Por qué afirmo esto?
Una de las características más destacables del elearning es que la comunicación o interacción social entre el docente y el alumnado no está sometido a la rigidez del encuentro físico que se produce a una determinada hora y en un mismo lugar. El elearning posibilita un modelo de flexibilidad en la interacción comunicativa de los estudiantes entre sí, y entre éstos y el docente caracterizado por romper las limitaciones del tiempo y el espacio. De este modo, los entornos virtuales posibilitan procesos comunicativos 24 horas al día, 7 días a la semana sea en tiempo real o diferido.
Lo interesante de los mismos es que a través de espacios digitales bien formales, como son los LMS tipo Moodle, bien en entornos informales, como son las redes sociales (Facebook, Twitter, Ning, Elgg, …) pueden desarrollarse interacciones sociales que permiten trabajar colaborativamente en algún proyecto común a los estudiantes bajo la tutela del docente. De este modo, “el tiempo académico” desaparece como un tiempo acotado y separado de la vida cotidiana, o encerrado en un horario escolar. El tiempo se desvanece porque desde cualquier lugar y en cualquier momento, los alumnos pueden colaborar entre sí, intercambiar información, realizar comentarios sobre una aportación de otro compañero, expresar una opinión, enviar y compartir un recurso, etc. Las TIC (ordenador personal, teléfono móvil, tableta, …), en consecuencia, incrementan las oportunidades para el trabajo colaborativo difuminándose el tiempo como una variable limitante ya que esta comunicación puede ser sincrónica o asíncrona.
Una consecuencia o efecto de todo ello, es que el elearning, en mayor o menor medida, empieza a cuestionar el modelo organizativo del horario académico universitario que tiene una tradición de varios siglos. Por ello, en la actualidad, la aplicación del elearning en las instituciones universitarias tradicionales está generando, con relación a la variable tiempo académico, situaciones conflictivas y contradictorias cargadas de tensión ya que los viejos modelos organizativos siguen perviviendo con fuerza, a pesar de que estén emergiendo nuevas tendencias y necesidades de organización docente de naturaleza virtual.
Veamos esta contradicción. Por una parte, los gobiernos universitarios de las denominadas universidades presenciales promueven la creación y uso de campus virtuales, favorecen proyectos de innovación docente basados en TIC, ofertan formación de sus grados y postgrados on line, desarrollan jornadas, congresos y seminarios sobre eLearning,… Pero por otra, las Facultades y Escuelas universitarias siguen, en la mayoría de los casos, manteniendo el horario tradicional y decimonónico de las clases presenciales. En muchas universidades españolas todavía el profesorado y el alumnado tiene que cumplir su “horario presencial” (es decir, asistir y estar presente en el aula física en el horario asignado a su asignatura y en el despacho en el horario de tutorías). Y, además, se les pide a estos profesores que deben crear espacios virtuales para su alumnado (normalmente en plataformas de elearning tipo MOODLE o similares), desarrollar contenidos o materiales de estudio digitales –en formato PDF, presentación multimedia, animación, mapa conceptual, o videoclip-, proponer actividades on line para ser cumplimentadas por sus estudiantes, desarrollar procesos de tutorización individualizada y en pequeño grupo, realizar evaluación continuada, etc.
En conclusión, las TIC favorecen la interacción comunicativa y, en consecuencia, el trabajo colaborativo entre estudiantes a cualquier hora y desde cualquier lugar. El problema es que, en la actualidad, la incorporación del eLearning al contexto presencial universitario se plantea –en muchos centros- como un mero añadido o anexo a las prácticas tradicionales de organización del horario académico, sin que represente una alteración o innovación sustantiva del mismo. Ello está provocando que una proporción relevante del profesorado y del alumnado universitario español perciba el eLearning más como una carga, como un incremento de su horario laboral que como un nuevo enfoque o perspectiva pedagógica de desarrollo de la docencia y el aprendizaje acorde con los nuevos tiempos de la cultura digital.
En mi opinión, esta situación no podrá mantenerse por mucho más tiempo, lo que generará, a medio plazo, una crisis profunda del modelo organizativo del tiempo y el espacio en las universidades presenciales tal como lo hemos conocido hasta la fecha. Ello nos obligará a cambiar radicalmente (o debiera hacerse) los horarios académicos y el uso de las aulas de las Facultades así como los planes de dedicación docente reconociendo y legitimando las actividades de elearning desarrolladas por el profesorado. Más flexibilidad y menos rigidez en el desarrollo de las actividades de enseñanza-aprendizaje. Menos tiempo entre cuatro paredes de cemento, y más comunicación entre profesores y estudiantes en los espacios virtuales.

20 octubre, 2010

Dos nuevos informes: El proyecto Facebook y la Educación Mediática en la Escuela 2.0

He encontrado dos nuevos informes de expertos que reflexionan sobre los retos educativos que representan las herramientas culturales y comunicativas de la llamada web 2.0.

El primero de ellos, se se publicó en formato de libro y lleva por título El proyecto Facebook y la posuniversidad. Está editado por la Fundación Telefónica y la editorial Ariel en colaboración con Planeta. Está compilado por Alejandro Piscitelli, Iván Adaime e Inés Binder y en el mismo participan numerosos expertos latinoamericanos. Es un texto en PDF que se puede descargar on line.

Para tener una idea aproximada del enfoque, las temáticas desarrolladas y los autores participantes reproduzco el índice del libro:

I. DE LA LA EDUCACIÓN A FACEBOOK
1. Edupunk, maestros ignorantes, educación invisible y el Proyecto Facebook.
Alejandro Piscitelli
2. El Proyecto Facebook y la creación de entornos colaborativos educativos
Iván Adaime
3. El traspaso de la tiza al celular: celumetrajes en el Proyecto Facebook para pensar con imágenes y narrativas transmedia.
Mara Balestrini
4. Coaching, producción par a par y neoaprendizajes.
Heloísa Primavera


II DE FACEBOOK A LA EDUCACI ÓN
5. Pensando a Facebook, una aproximación colectiva por dimensiones.
Gabriela Sued
6. La arquitectura es la política de la red. Facebook y sus rivales.
Carolina Gruffat y Roberto Schimkus
7. Cómo ver lo invisible: estrategias para visualizar información en Facebook.
Ignacio Uman y María Carlina Venesio
8. Facebook como paradigma de la alfabetización digital en tiempos de barbarie cultural
Clara Ciuffoli y Guadalupe López


III. EDUCACION, REDES SOCIALES Y LO QUE VENDRÁ
9. ¿Y si las nuevas tecnologías no fueran la respuesta?. . .. 131
Cristóbal Cobo Romaní
10. Comprender las redes sociales como ambientes mediáticos
Octavio Islas y Amaia Arribas Urrutia
11. Aprendizaje en un mundo conectado. Cuando participar (y aprender) es «hacer clic».
Diego Ernesto Leal Fonseca
12. Un mundo de medios sin fin. Cambios en aprendizaje, Facebook y la apoteosis de las aplicaciones expresivas. Dolors Reig Hernández

Es un libro para leerlo con calma y de este modo acceder a la "voz y mirada" de lo que pudiéramos denominar las vanguardias sobre la cultura digital y sus potenciales educativas. Un aspecto interesante del libro es que provoca fácilmente disensos en el sentido de que hay mucha opinión personal por parte de los autores y, en consecuencia, abre temas para el debate y la reflexión. Confieso mi escepticismo con muchas de las afirmaciones, supuestos e hipótesis que ahí aparecen. Pero eso es otra historia.

Lo que sí me llama la atención es que estando recién difundido este libro, uno de sus coordinadores (A. Piscitelli) ya ha anunciado un próximo proyecto que va más allá del aquí comentado y que pueden ver en Interlink Headlines News. Es admirable su capacidad productiva e intelectual.

El otro informe al que quiero referirme se titula La educación mediática en la Escuela 2.0 y está elaborado por Roberto Aparici, Profesor de Comunicación y Educación en la UNED, Antonio Campuzano, Experto en NNTT aplicadas a la educación; Joan Ferrés, Profesor de Comunicación AV en la Universidad Pompeu i Fabra; Agustín Gª. Matilla, Catedrático de Comunicación AV en la Universidad de Valladolid. Es un documento de medio centenar de páginas que fue encargado por el Instituto de Tecnologías Educativas (ITE) del Ministerio de Educación de España a estos expertos. El índice de contenidos del documento es ilustrativo del enfoques y temática tratada:
 
LA EDUCACIÓN 2.0
1.1.- Los elementos claves en la educación 2.0
1.2.- Dificultades de implementación de la educación 2.0
1.3.- Por dónde empezar
¿QUÉ ES LA EDUCACIÓN MEDIÁTICA?
2.1.- Antecedentes..
 2.2.- Importancia de la educación mediática
2.3.- Carencias de la educación mediática
LA EDUCACIÓN MEDIÁTICA EN EL SISTEMA EDUCATIVO
3.1.- Marco legal
3.2.- Las competencias básicas ...
 3.2.1.- Tratamiento de la información y competencia digital
3.2.2.- Competencia en comunicación lingüística
3.2.3.- Competencia para aprender a aprender
3.2.4.- Competencia social y ciudadana
3.3.- En el currículum
3.3.1.- Educación Infantil
3.3.2.- Educación Primaria
3.3.3.- Educación Secundaria Obligatoria
CONTENIDOS DE LA EDUCACIÓN MEDIÁTICA
4.1.- Dimensiones de la educación mediática
4.2.- Indicadores
¿CÓMO DEBE HACERSE LA EDUCACIÓN MEDIÁTICA?
5.1.- DAFO de la educación mediática
5.2.- La integración curricular
5.3.- La formación del profesorado
5.3.- Necesidad de producir y difundir materiales curriculares
5.4.- Necesidad de sensibilizar a la sociedad
CONCLUSIONES

Este informe podríamos considerarlo como una actualización o aggiornamento del enfoque de enseñanza de la comunicación audiovisual en la que sus autores, desde hace años, son expertos de obligada referencia en lengua española, al nuevo contexto sociocultural representado por el ecosistema comunicativo de la web 2.0. Además realizan un análisis muy interesante del curriculum actual español y ofrecen pistas para incorporar lo que denominan como "educación mediática" a las prácticas escolares. Evidentemente es un texto de obligada lectura y que está accesible de forma gratuita en formato PDF.